domingo, 3 de febrero de 2013

JUGANDO CON FUEGO

Los Neurolépticos son unas sustancias que se emplean en la esquizofenia y en determinados casos de Trastorno Bipolar. Su función: ralentizar las neuronas. Su duración de tratamiento en un episodio hipomaníaco (pensamiento aceleradísmo, hiper-logico y de una -aparente- creatividad desbordada) unos pocos días.
La realidad: te mantienen con ellos durante meses o años para que "no molestes".
La otra realidad: los deje todos (llegué a tomar 4 diferentes) hará como una semana, y ni flores.
Efectos de dejarlos: incremento de una -sana- creatividad, mayor actividad, mayor ilusión, recuperación de un habla normalizada (hoy una amiga no me reconocía por teléfono), desaparición de las pérdidas de equilibrio...

¿Jugando con fuego? PUES NO: si se me produjera un episodio hipomaníaco, la medicación está en casa,o sea que me la tomo 3 días y al carajo.

¿LIBRE AL FIN?

2 comentarios:

  1. Soy pez en materia médica, e ignoro si dejar la medicación de esa manera puede tener efectos negativos, pero te apoyo totalmente. Entre sentirse bien, pero correr el riesgo de sufrir episodios hipomaníacos y estar "sedado" (o como se defina) continuamente para evitarlos, desde luego hay que quedarse con lo primero. La vida hay que vivirla, sí señor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rume!!! No he contestado hasta ahora porque no había visto tu comentario. Esto es mucho mejor que estar sedado, lo noto sebre todo en la memoria...y en la líbido, jaja

    SAUD!!

    ResponderEliminar