martes, 8 de enero de 2013

Seco. Seco como para estar seco, seco como el mar muerto, la zarza ardiente
Si en tu mente se agolpan las ideas, malo: hipomanía
Si no discurres la mínima expresión crreativa, peor: depresión
Tu  cerebro es un arenal infinito, tu mente un secarral.Cualquier idea la descartas inmediatamente, por mala.
Y sientes (temes) que siempre seguirás así, como no te bajen, o bajes tú, la medicación
No tengo más que decir, tan seco que de la misma sequedad me deja hablar.

2 comentarios:

  1. Ya he visto los dos posts posteriores a este, el de "¡A tomar por saco los malos rollos!! y el poema de Alberti, así que supongo que estás mejor de ánimo. En cualquier caso, aquí van un par de ideas para un bloqueo creativo.

    Cuando uno no encuentra ideas propias, recomiendo acudir a las de los demás, pero no de una forma pasiva.

    Transcribir: coge un libro de relatos que te mole, escoge uno que te guste y no sea demasiado largo y... ¡cópialo! Transcríbelo, palabra por palabra y coma por coma.

    Traducir: no sé qué tal andas de idiomas, pero la traducción puede ser también un buen ejercicio. Yo lo hago con poemas (ya lo habrás visto en mi blog), porque... no tengo paciencia para traducir prosa.

    En ambos casos, se trata de ejercicios con mucho de mecánico, pero que ayudan a que la imaginación salga a la luz.

    Al traducir porque tienes que escoger entre distintas palabras o formas de expresión (y no te digo nada si encima buscas que rime).

    Al transcribir, porque es casi inevitable que se te ocurran formas alternativas, del tipo "esto se podría escribir de otro modo" o "¿y si este personaje hiciera esto otro en vez de esto?". Son cosas que no se te ocurren si solamente lees, porque la lectura es un proceso demasiado rápido. También puedes transcribir, pero jugando a hacer cambios en el relato. Esto ya sería estar muy cerca de la "cura" del bloqueo.

    Espero que te sirva de ayuda. Y si no, por lo menos ayuda a no aburrirse.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Debo reconocer que son muy buenas ambas ideas, Rume, muy buenas. El Inglés lo domino bastante.

    Pero hay un factor que falta en la ecuación, y es EL CANSANCIO. El brutal cansancio que provocan los neurolépticos es quizás la razón de la falta de creatividad, porque pensar cansa.

    ResponderEliminar