lunes, 24 de diciembre de 2012

Buena época para los músicos callejeros

A veces aborrezco la Navidad. A veces, como este año, me gusta. Debe de ser en función de cómo te haya ido el año, y éste no ha sido malo. El caso es que todo el mundo está más feliiz, mas dichoso, más generoso y solidario. Hoy mi amigo guitarrista Kike tenía a rebosar el cestillo, señal de generosidad en las gentes. Te puedes cagar en la Navidad, pero está ahí, las familias se reunen, hay grandes comilonas, y los cuñados se pelean; ese es el espíritu navideño, take it or leave it.

Lo importante es que las gentes que alegran las calles llenen sus bolsas, ése es el verdadero espíritu.

2 comentarios: