domingo, 18 de noviembre de 2012

La eterna saga de los fantasmas, los poetas, y la guerra (VIII)

No soy yo
quien tu andas buscando
No eres tú
a quien yo necesito
Sin embargo
después de hacer el amor
nos abrazamos
Nos abrazamos llorando
porque sabemos
que ninguno de los dos
es "el otro"
Estamos tan solos
somos tan naúfragos
que finjimos amarnos
y solo nos devolvemos vacío
Mañana te marcharás -me has dicho-
y sólo siento pena
horror hacia mí mismo
por saber
que no te echaré de menos
No volverás
a llamarme a las nueve
no fingiremos el ritual
de los besos sin pasión
No me correré dentro de tí
Y porque sé
que tú encontrarás pronto "al otro"
y mi otra no existe
y jamás existirá
cuando te marchas
para siempre
alguien me pide fuego
ya sé que es un fantasma.
Hoy me va a sentar cojonudamente
hablar de la Guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario