jueves, 25 de octubre de 2012

La eterna saga de los fantasmas, los poetas, y la guerra


De  la mierda mental también brotan ideas

Te pide que le expliques tu dolor
colocas el cuchillo del pan al fuego,
y con él le haces un profundo corte en el antebrazo.
"Estás loco!!" -dice- y sale gritando y sangrando.
Joder! Claro que estoy loco! No lo sabías?
Vuelves a colocar el cuchillo panadero al fuego
Y te haces varios cortes en piernas, brazos, pecho...
Es molesto, sí, y duele.
Pero 17 años de Trastorno bipolar duelen mucho más
Ya que estás a la faena, coges el impresionante machete
que nunca has usado
Y empiezas a destrozar la casa.
Lo primero el colchón, que tantos sueños mató.
Rocías con aceite y alcohol tu colección de vinilos, y le pegas fuego.
El sofá en el que dormía tu perra
antes de que la ahorcaras, es lo siguiente.
Ya has entrado en calor y la emprendes con todo.
Muebles, lamparas, electrodomésticos.
Te paras a fumar un pitillo para contemplar la destrucción
y de paso le invitas a uno a un fantasma. Amigablemente,
charlais de García Lorca y otros asesinados en la guerra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario