miércoles, 31 de octubre de 2012

El poder curativo de la Música Clásica

No tengo ni pajolera idea, aunque tendré uno 50 ó 60 discos de colecciones de kiosko y cajones de hipermercado. Llevo todo el día con Haydn, aunque ahora va a caer un cambio brutal: "El pájaro de fuego". Stravinsky, de quien dijo Coltrane que era la "Música Total".
Cuando no te apetece escuchar ni Blues, ni Jazz, ni Soul...la Música Clásica viene al rescate. Sus prodigiosas propiedades curativas son indudables -al menos para mí.

No es que la depresión pase, pero al menos encuentras unos sonidos balsámicos que te llenan de belleza, y te sientes algo mejor.

No soy precisamente un melómano, no distinguiría la septima de Beethoven tocada por una orquesta dirigida por Karajan, o por la orquesta más cutre del mundo, pero esos sonidos me tranquilizan y me envuelven en una capa de finura y calidez

No hay comentarios:

Publicar un comentario