sábado, 22 de septiembre de 2012

SUBSISTENCIA

En la esquina de mi calle, justo al lado de un banco que acaba de cerrar, (más parados, maldito capitalismo agonizante), está todos los días una mujer que vende flores; flores de papel. Flores preciosas, se nota que están hechas con cariño y mimo. Realmente no las vende, sólo pìde la voluntad, le da igual 20 centimos que 2 euros, cualquiera que eche algo en la cajita metálica tiene derecho a su flor. Yo lo he hecho dos ó 3 veces, pero generalmente le compro fruta o pan, para más no me llega. Hoy le he comprado un gran racimo de uvas, ver su cara de agradecimiento es la mejor recompensa

Tiene 2 hijos, y cobra una ayuda de la Xunta de Galicia de unos 400 euros. Hay más gente que le regala comida, y sabes que es lo que de verdad necesita.

Suelo charlar bastante con ella, y ha ejerdido profesiones tan diversas como costurera, cocinera, o lo que querais imaginar. Pero hoy en día, ¿quién va a contratar a una mujer de 50 años?. Se nota que pasa hambre, está esquelética.

Tengo por norma dar dinero o comida a los que piden por la calle ejerciendo alguna actividad: músicos, malabaristas, artesanos como esta mujer...Pero no a los que simplemente colocan un cartel diciendo "necesito ayuda". Probablemente la necesitan, pero que aprendan a hacer algo, joder!! Puedo ser radical, pero así pienso. Hay otro chavalote que simplemente hace pompas de jabón para los niños. Pero hace algo!! No creo que hacedor de pompas necesite un master...

En estos tiempos de micro-economía, hay mucha necesidad, pero también hay comedores y dormitorios comunitarios y gratuitos. Y caritas (aunque sea confesional) también ejerce su labor. Estamos todos jodidos, pero pìenso que si los menos jodidos ayudamos a los más, estamos ejerciendo la labor que no hacen esos políticos que se gastan 40.000 euros en prostitutas y whisky.

Conforme aumenta la crisis, aumenta el despilfarro de los políticos.

¡¡PODER POPULAR!!

1 comentario: