miércoles, 12 de septiembre de 2012

¿Han alcanzado las técnicas de remasterizado su límite?

Yo tengo la fuerte impresión de que sí. Durante mucho tiempo el límite parecieron los 24 bits, luego los 32...y de ahí no se ha pasado.

Tecnicísmos aparte (que aclararé más tarde), lo que me hace pensarlo es la edición, en un lapso de 5 años, de las definitivas piedras filosofales de Jazz, Blues y Rock (en otros estilos no tengo ni idea).

Hablo de :

- La caja de "The Beatles"
- El cofre de los "Complete hot five and hot seven" de Louis Armstrong

- La Centennial Collection de Robert Johnson


A lo cual podemos añadir el "Exile on Main Street", el "Live at Leeds", "Kind of Blue", y multitud de ejemplos más.

Para explicarlo en forma simple (y agradeceré correcciones), la onda de sonido es una onda perfecta, formada por tantos puntos como querais, no hay un fragmento recto en ella. Una remasterización a 24 bits lo que hace es elegir 24 puntos y reconstruirla como un polígono. Ahí es donde está la evidente pérdida de calidad de sonido, ya que, si un LP nos muestra ondas perfectas, un CD sólo lo hace con polígonos. Es una técnica muy util cuando de recuperar grabaciones antiguas se trata, pero, ya desde hace varias decadas, la calidez y el cuerpo añejo reproducidos en un vinilo de grabación analógica, no tiene comparación con nada.

Por eso sospecho que las compañías han decidido sacar la mayor tajada posible, y publicar estos productos esenciales cuando han llegado al convencimiento de que no era ya posible una mejora en el sonido.

3 comentarios:

  1. Ni idea, mi equipo de música no da para demasiadas exquisiteces, y ya puestos ni los vecinos tampoco, me conformo con que suene medianamente bien. En cualquier caso siempre se aprende algo nuevo. Abrazo y te quiero ver escriviendo. Situate, el café, el cigarrillo, un buen disco y a mover los dádiles sobre el teclado.

    ResponderEliminar
  2. Si escibiendo estoy, pero un descansillo de vez en cuando y de paso mantener vivo el blog...

    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que sobre este tema no tengo ni idea pero está claro que las remasterizaciones y, en general, los cd's cada vez suenan mejor. En concreto, la caja de los Beatles suena de muerte. Pero a mí ya me sonaban bien las ediciones antiguas de los Beatles que tenía en cd.
    De todas formas, la industria discográfica siempre peca de avariciosa y te intenta enchufar un trabajo con una nueva remasterización, cuando ya había sido remasterizado y publicado unos pocos años antes, o les mete unos nuevo bonus tracks para que piques. Al final, como te descuides, compras el mismo disco 7 veces. Un saludo.

    ResponderEliminar