lunes, 17 de septiembre de 2012

El poder de un hombre y su guitarra.

Ya me había dado el toque la madera un par de veces, por tener la música muy alta a horas normales. Es cierto, me había dado el punto Rockero y tenía a Cream, los Doors o Free a altísimo volumen. Pero lo insólito me asaltó una noche pasadas la una de la madugrada. Se presentarón en mi puerta los 2 pertinentes hombres de azul y me dijeron que había ¡3! denuncias de vecinos por el volumen de la música. ¡¡ Y estaba escuchando -lo recuerdo perfectamente.- el "You Gotta Move"
de Mississippi Fred McDowell !! (CD al .que tengo especial cariño desde entonces, claro). Y a un volumen que yo consideraba adecuado para la hora. No había ocurrido antes y espero que no vuelva a pasar. Pero no se debe subestimar el PODER de un Bluesman del delta o similares. Me acordé de Eric Sardinas y su alucine cuando escuchó el jaleo que montaban Charley Patton y su guitarra. Es una de las músicas más poderosas del mundo, ahí radica parte de su poder de fascinación. Y el hecho de que muchos Heavies acaben enganchados al Blues.

5 comentarios:

  1. Eso te pasa por vivir en un edificio lleno de viejunos. Un saludo y cuídate.

    ResponderEliminar
  2. yo le diría que eso es lo que pasa por creer que las paredes tienen metro y medio de anchas, por tanto por no prever el problema y por ese motivo no comprarse unos buenos cascos.

    Oh... hablaba de mi otra vez... disculpadme.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  3. Diosssssssssss, mi punto monacal otra vez, jajaja, que me hace creer que vivo en una ermita de gruesos muros graníticos.

    ResponderEliminar
  4. Pues anda que mi caso: Una madrugada escuché el timbre de la puerta sonar furiosamente. Voy a abrir, y era el vecino de abajo todo cabreado quejándose del ruido. Yo estaba escuchando música, ciertamente, pero dada la hora la escuchaba CON CASCOS (como siempre que escucho música más tarde de las nueve). Pero el motivo de la queja no era la música, sino el levísimo (llevaba zapatillas) tamborileo que hacía con mi pie en el suelo siguiendo el ritmo de la misma. Y nada de "viejuno", mi vecino es un rato más joven que yo.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja!!! Si es que hay gente que parece nacida para joder a los demás...

    ResponderEliminar