viernes, 27 de julio de 2012

LA VERDAD...

(bueno, "la verdad" se la dejamos a quienes la poseen: los testigos de Jehová y gente así). Pero la verdad es que me siento muy liberado al haber creado este blog. Es un "quitarme las cadenas" que me mantenían anclado a las diferentes celdas que yo había construido. . Por ejemplo, Medesky, Martin & Wood, de quienes hablaré hoy, no cabían en ninguna de las prisiones autoimpuestas. Y quien habla de MM & W habla de mi fuerte politización (que intentaba encajar como podía en "Utopía"), o del Soul, el funk, el Hip-Hop y el Reggae, o de un genio locuelo como Tricky. O del Hypnotic Brass Ensemble o de Steve Coleman.. O de los franceses Post Image o de nuestro hermano Carlos Bica. Y mejor no sigo.

Pues sí, muchas veces nos creamos cárceles que creemos oportunas, pero sin embargo nos atenazan totalmente. En mi corta y estrecha calle todo el mundo sabe que soy de izquierdas (aunque ya se me vea por las pintas), y cuando en alguna conversación sale la política, piensan que soy del soe, como mucho alguien puede que piense que soy de yiu o del bloque. Nunca se me ha ocurrido decir que soy anarquista, por miedo al "¿Qué dirán?". Una defensiva prisión por mí creada.

Si nos quitáramos los trajes de corrección política, saldrían desde multitud de franquistas hasta una buena cantidad de gente que cree que eta debería seguir matando.

"This machine kills fascists" rezaba la guitarra de Woody Guthrie, y yo soy de esa opinión. Ahora bien, cuando estalle la guerra final, también sé a que lado de la barricada estaré.

Hala!!! Que yo quería hablar del nuevo blog y ya se me ha ido la pinza a la política. Vds. perdonen.

7 comentarios:

  1. Todos nos construimos celdas,a veces en algunas nos sentimos muy a gusto y no queremos salir,es más, nos ponemos tristes y no sabemos qué hacer, si tenemos que salir de nuestro pequeño refugio. Sin embargo, tampoco seríamos felices si no intentáramos ser libres.

    Ninguna guitarra debería ser una máquina de matar...
    aunque las notas que salgan de ella, si puedan tener ese poder, el hacer querer vivir o morir. Infinidad de emociones, sentimientos, sensaciones quedan flotando en el aire y cómo las gotas de lluvia de estos días, casi sin darnos cuenta, nos acaban salpicando.

    Quería hablar de tu nuevo blog, darte la enhorabuena por haberlos juntado todos, así es más facil para ti y para nosotros, tus lectores, pero ya ves que hoy estoy más pallá que pacá.

    Me alegro de que estés bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. El pensar en matara a alguien te hace estar a su altura y al final tener la misma forma de ser matar para eliminar al que me molesta, hay que convencer con la palabra y la razón cualquier tipo de violencia es despreciable y me lleva a la conclusión de que tan reprochables es el radicalismo de derechas como de izquierdas, y al final se encuentran con lo mismo rechazo social y crear situaciones injustas que terminan pagando los mas débiles.
    Hay que rebelarse contra las injusticias, pero la violencia es el lenguaje de las bestias, no de gente civilizada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el primer anónimo intuyo a Dinah. Discrepo en lo de la guitarra de Woody Guthrie, el cual creo que ni concebía la idea de matar, "This machine kills fascists" no es más que una metáfora. Y suscribo el "tampoco seríamos felices si no intentáramos ser libres".
      De la idea de crear un único Blog ya he comentado que me siento muy feliz

      Anónimo # 2: yo en este momento no pienso en matar a nadie, sobre todo porque alguien peor ocupará su lugar. Cuando te refieres a los radicalismos de derechas o izquierdas, realmente el anarquismo está al margen de ambas ideas, puede coincidir puntualmente con la izquierda, pero es una ideología al margen de las ideologías,

      Me considero pacifista, pero tampoco imbecil.Pienso que si alguien te está jodiendo una y otra vez, el sabotaje es lícito. Hay mucha confusión en torno al termino "violencia", todo el mundo lo considera "matar", y sin embargo el sabotaje es un arma poderosísima. Sí, estoy a favor del sabotaje. Y reitero que, si llega la guerra final, habrá que elegir bando, y sé cual es el mío. Probablemente habría durante la guerra un fuerte movimiento pacifista (como las "mujeres de negro" en el mal llamado "conflicto palestino-israelí") y ahí estaría yo. Espero haberte aclarado algunas cosas.

      Un saludo

      Mario

      Eliminar
    2. el anarquismo esta bien, mejor dicho muy bien si se adapta a los tiempos y no se queda anquilosado, pero el tema de los sabotajes, solo trae miedo, desconfianza y pobreza entre los mas necesitados, hay otras formas de luchar que no conllevan daños colaterales entre los mas necesitados, los cuales parece que tu justificarías.
      Hay que luchar por el pueblo, pero pensando el la situación real del pueblo, no llegando a los radicalismos, ya que estos inspiran cada vez mas miedo y desconfianza.

      Eliminar
    3. Anónimo 28 de Julio, no debemos perder la vista de que la entrada original era un relato, un relato de ficción, un relato surgido de mi imaginación, en el cual no hay daños colaterales ni siquiera cristales rotos, se vuela la sede de un banco y punto, no pasa nada a nadie de los alrededores, salvo un brusco despertar.

      Si hablamos en serio, obviando el relato, un grupo que desee pasar a la acción directa, debería tener un muy serio debate previo acerca de objetivos y metodología.

      Lo que es insultante es que los bancos, que han publicitado durante años sus centenas de millones de superavit, ahora requieran rescate ¿Quien se ha quedado con ese dinero? Eso sí que es verdadero terrorismo, TODOS A LA TRENA!!!

      Eliminar
  3. ¿O sea que abandonas la guerra de guerrillas y optas por la formación de un ejercito compacto y preciso? Mucha suerte
    Sí, es tiempo de que los anarquistas volvamos a dar caña para asustar a tiburones y beatos. Es la época de no casarse con nada ni con nadie. Hay mucho que sabotear, mucho que boicotear porque son ellos o nosotros. Está nuestro pellejo en juego y sabemos que no tienen compasión y han perdido el sentido de la dignidad y la decencia, no merecen nada mejor que ser expulsados a escobazos y echar abajo su tinglado criminal.

    ResponderEliminar
  4. Krapp, totalmente de acuerdo en todo lo que dices. No apuesto por un ejercito compacto, sigo prefiriendo la guerra de guerrillas, me gustaría dinamitar la sede de un banco y,cual Nicholson en Batman, pintarrajear un macdonalds. Pero yo me estoy oliendo un tufillo a pre guerra civil. Faltan un par de chispas.

    ResponderEliminar